LAS TRIBUS DE ISRAEL

02.06.2014 11:32

Bienvenidos a otra historia. Una historia escrita hace miles de años por los propios testigos o protagonistas de la misma.

Todo ello escondido en una joya de libro escrito en Coria en el año 1489 por Pedro de Gracia Dei, y elaborado a partir de la documentación existente en los archivos del Ayuntamiento en el s.XV, cuya portada y su esencia nos ofrece las primeras pistas en un gráfico con la forma del cráter y La Cuba como elemento esencial en la vida del hombre y su posterior transmigración tal y como nos refleja con las tribus de Israel, que en nada se parece a lo que nos han contado con respecto a las tierras donde se desarrollaron, y los blasones que cada una llevó hasta su destino final. El Arca, que nunca salió de su santuario original nos sirve de punto de partida con la confluencia ecuador- meridiano 0, en tiempos en que se encontraba bajo la ciudad y, según el esquema apreciable, podemos saber qué ruta tomó cada una en su partida hacia las nuevas tierras de destino, en las actuales culturas descendientes de las mismas asentadas en las actuales ubicaciones.

La tribu de Judá, que fue elegido para el sacerdocio, nunca salió del Paraíso, pues las once restantes se dividieron en doce a la hora de la partida y Judá quedó a cargo del Santuario y la repoblación del Reino de Judá, cuyo blasón permanece actualmente como representación de la ciudad.

EL LEÓN DE LA TRIBU DE JUDÁ

En el actual blasón de la ciudad, el león de Judá supone el elemento central con las colinas defensoras del Paraíso y sus castillos. Nunca salió de Coria y ahí sigue, como recordatorio de que las profecías están para cumplirse y el esperado Mesías llevará la sangre en línea directa de la tribu de Judá a través de David.

Los tiempos anuncian algo... Y el Arca, si no salió de Coria, en Coria debe seguir y en Coria deberá reaparecer. No es una simple teoría, sino una afirmación basada en todo lo expuesto y las sorpresas que guarda el subsuelo de la ciudad según el libro.

El anterior escudo, correspondiente a la Salem o Gerusalem de Noé, luce una cruz de oro en campo de plata como únicos elementos.

No voy a extenderme más, porque todo y más tenéis en el contenido expuesto y no hay más que reflexionar sobre el mismo con otras aspiraciones y visión al respecto.

(EN LA SECCIÓN MAPAS Y DOCUMENTOS ESTOY TRANSCRIBIENDO EL LIBRO COMPLETO, CON ALGUNAS ACLARACIONES PERSONALES QUE NO HACEN MÁS QUE CERTIFICAR PASO A PASO LA OTRA HISTORIA).