¿VUELTA A LA NORMALIDAD?

05.05.2020 16:07

Hay que joderse...

Como epílogo en la entrada del sitio (Churruquina víctima inocente...), dejo patente que vivimos en un auténtico manicomio dirigido por los más peligrosos esquizofrénicos que nos llevan camino del caos global con el fin que anuncian las escrituras. Creo que no hay que ser una lumbrera para apoyar tal afirmación viendo el ambiente reinante por los cuatro puntos cardinales de la tierra. ¿Nadie esperaba algo así) Yo sí. En plena vorágine investigadora sobre lo hoy expuesto en el sitio y a través de fuentes de top secret, anuncié ciertos hechos, ¿premoniciones? que en su momento sonaron a disparates, lo que conllevó el incio de la odisea que me ha perseguido hasta el día de hoy con todas las consecuencias nefastas a todos los niveles y la consideración legal y social de ser un enfermo mental y el consiguiente sambenito de esquizofrénico paranoide de por vida. Pues bien, hay escritos de entonces en manos privadas que certifican que, las barbaridades plasmadas en los mismos, de una u otra forma se han ido cumpliendo. Incluso los hallazgos que hoy expongo en la página, cuya base es tan real como la historia que cuentan, que, por supuesto, no interesa a ciertas élites que salgan a la luz.

Esas élites que hasta hace poco negaban y renegaban la verdadera naturaleza del problema, más por ignorancia que por evitar el lógico pánico que hoy se atisba y que algunos se niegan a ver en la magnitud que merece y las consecuencias desastrosas a todos los niveles que van a amenazar la misma supervivencia de no solo la humanidad, sino de la vida en su conjunto sobre la tierra.

En febreo de 2017, en la sección NOSOTROS, a raiz de la ridícula y absurda elección del actual máximo mandatario americano, escribí un mini artículo o reseña al respecto: Las profecías están a punto, donde pronostico las consecuencias de poner al frente de la política mundial a un esperpento semejante, un bufón diabólico, un majadero patológico, y probablemente un engendro de Lucifer que posiblemente estaría escrito en los archivos proféticos como anuncio del principio del fin. El preludio de lo que se avecina a corto plazo. Supongo que es el reflejo de la mentalidad general de buena parte de los ciudadanos que le votaron y consideran como ideal su modelo de vida de vicio y derroche consciente y forzoso como ejemplo a seguir por el resto de pueblos so pena de consecuencias a todos los niveles. Y consecuencias desagradables supondrá en tiempos de vacas flacas. Y llegarán a no tardar. Dura será la caída, dolorosa y similar a los anteriores imperios históricos.

Resulta más que rocambolesco ver los más ricos, influyentes y poderosos pueblos de la tierra en manos de semejantes mamarrachos, la antitesis del político clásico, que escandalizaría a los viejos griegos por la contrastada ineptitud de los personajes representantes de la autodenominada especie Homo Sapiens Sapiens.

 Manda cojones...

En cierto crítico momento de la segunda guerra mundial, el controvertido primer ministro inglés Churchill, haciendo gala de su incuestionable carisma y don de gentes, en una motivadora y efectiva alocución a su pueblo y aliados, dejó patente que no era el principio del fin, ni siquiera el final del principio, algo que con acierto pronosticó visto el sufrimiento que se avecinaba hasta el final definitivo.

Mucho tiempo ha pasado desde entonces y el mundo no ha vuelto a ser lo que era.

Los nazis, en su fanática y colectiva locura, casi logran que el Alemán fuese el idioma universal, algo que habría resultado nefasto para la historia y la convivencia tal y como la conocemos, con todo lo poco bueno y mucho malo que ha conllevado.

Hoy en día, en una sociedad globalizada hasta el empacho, desquiciada y degenerada hasta la médula, desalmada y deshumanizada hasta la demencia más diabólica, con los valores humanos naturales más elementales a buen recaudo en el baúl de los recuerdos a la espera de tiempos mejores, confinado en mi refugio por imperativo legal so pena de sanciones de tres pares de cojones, con tiempo de sobras para reflexionar sobre pasado, presente y futuro a corto- medio plazo, no puedo por menos que esbozar una triste sonrisa, más que nada por no llorar.

Y es que, manda cojones..., de un día para otro, toda la soberbia, prepotencia, sensación de impunidad o inmunidad, egocentrismo, intocabilidad y demás pseudo privilegios autocomplacientes que les otorga el efímero y volátil poder monetario, político y social, puede convertirse en zurrapa colectiva de las altas esferas ante la incertidumbre del qué pasará si ése insignificante, microscópico, rebelde y cabroncete bichito les jode su absurdo, pretencioso y fantasioso nuevo orden mundial.

Manda cojones...

Y es que, manda cojones..., tantos años y archimillonarios presupuestos derrochados o tirados a la basura encaminados a presuntamente conquistar otras galaxias, otros mundos que destrozar o contaminar y degenerar en pos de la supervivencia de una absurda, depravada y desastrosa especie que no merece más que todo lo malo que le pueda caer encima como premio a su empeño de autodestrucción ganado a pulso desde los primeros pasos dados en un jardín que recibieron, convertido en una auténtica pocilga por obra y gracia de otro peligroso virus congénito: la codicia, el afán de poder en todas sus formas, y a costa de destruir todo lo destruible, incluso a sus semejantes dentro de una espiral demencial de locura criminal de los genocidas propios de cada época histórica.

Y es que, hay que joderse...,¿conquistar el universo...? Banda de payasos ignorantes que no ven más allá de sus cuentas corrientes, de los mercados de mafiosos y ladrones especuladores, saguijuelas o parásitos sociales prescindibles o indeseables para la normal convivencia de una mayoría que simplemente aspira a vivir en paz y armonía con las leyes naturales.

Según el panorama a la vista, pronostico un escenario donde estas eminencias políticas, científicas, económicas y demás joyas supremacistas asociadas, se van a limitar a esconderse como ratas en sus cuevas bajo tierra a la espera de que escampe o se muera el cabrón del bicho y no se acaben las reservas acumuladas para tal situación. Vamos, el típico: ¿Sálvese quien pueda...!

Los apocalípticos aspirantes a supervivientes tras la hecatombe, están de enhorabuena, con los deberes hechos: armamento de todos los calibres, camiones de comida en lata y de papel higiénico, generadores de energía, búnkeres antimisiles, mascarillas antitodo y demás apaños aislantes, los dólares acumulados, robados, estafados o ganados con el sudor y las lágrimas y penurias de los más desgraciados, con el fin empezar de nuevo el ciclo, y lo más importante: algún tipo de cohete adaptable al culo de cada cual, por si aquí es imposible y hay que escapar al nuevo apartamento comprado con antelación en otro barrio del sistema solar a través de la T.I.A., la inmobiliaria de Mortadelo y filemón.

Con un par de cojones...

Coño coño... todo este ganado se aferra y antepone sus delirios de grandeza y afán de poder a la salud de los pueblos que gobiernan, no escatiman y consideran daños colaterales los miles o millones de vidas que están en juego como un tributo a la estabilidad económica y los intereses de unos cuantos degenerados y podridos hijos de puta y de los palmeros o lameculos que les siguen el juego. Un ganado despreciable hasta el vómito involuntario, infectado por un virus más letal que el que nos mantiene en vilo: el de la insensibilidad, la inmoralidad y el absoluto desprecio por la madre tierra y la vida que parió a todos los niveles.

¿Dónde estaban las infalibles, omnipotentes, reputadas y todopoderosas agencias de ¿Inteligencia?. ¿En qué oscuras conspiraciones y tramas desestabilizadoras estaban ocupadas como para no advertir un peligro tan insignificante como el que nos afecta?. ¿Dónde estaban los comandos de superhéroes cinematográficos defensores de la seguridad nacional y mundial predispuestos a actuar y solucionar cualquier contingencia señalada por el Presidente y el equipo de eminencias consejeras al respecto?. ¿Qué tipo de misiles, superaviones, submarinos nucleares, portaviones y demás artilugios de ¿autodefensa? se supone que pondrá fin a la amenaza de algo tan simple e invisible? Dignos de risa. Con el cabrón del bicho pueden sufrir un ridículo parejo al que les provocan esas cosas raras que aparecen en el cielo y donde les apetece y juegan y se descojonan de sus fantasiosas supertecnologías de última generación y nivel preescolar en la universidad universal. Un ridículo que se empeñan en ocultar bajo amenazas de todo tipo y a toda costa con el pretexto de peligro para la tan llevada y traída seguridad nacional, convenciendo a los protagonistas involuntarios de hechos contrastados de sus correspondientes alucinaciones o enfermedades mentales, so pena de tratamientos más radicales. Se pueden imaginar... Pero el ridículo continúa, y continuará a mayor escala en el futuro próximo. Garantizado...

Hay que joderse...

El viejo libro que encierra las pistas que provocaron la investigación que tantos quebraderos me ha supuesto, está escrito para alguien especial que ha de venir y acabará de descifrar los misterios que quedan pendientes en sus páginas, inalcanzables hasta ahora para todos los intelectos que se han enfrrentado a él, y a poner orden en semejante gallinero. Misterios y profecías ocultas en un texto presuntamente absurdo, pero que ha supuesto el descubrimiento de la otra historia hoy reflejada en este humilde sitio.

En cierto capítulo dedicado al origen de las leyes con el Emperador Flavio Justiniano como redactor, el autor Pedro de Gracia...en ciertos párrafos que reflejan cierto cabreo, deja patente que las mismas han sido falseadas y manipuladas por los intereses de personajes parejos a los que hoy las aplican y se benefician de las mismas.

Dado que está escrito en un castellano arcaico de difícil comprensión, os lo voy a transcribir al actual, porque, aunque en la sección Mapas y Documentos está transcrito al completo, supongo que pocos habréis llegado hasta él, y menos leído al completo.

...ciudades, así como Solón, que dio las leyes a los Atenienses, y Foroneo a los Griegos, y Ligurgo a los Lacedemones y a los Egipcios Mercurio, Trimegistro, Rómulo y Numa Pompilio a los Romanos, y así en diversas partes. Hasta la venida del buen emperador Flavio Justiniano, que ordenó las leyes para dar a cada uno lo suyo, mantener justicia y conservar la paz. El cual dice en el prohemio de su volumen: A la imperatoria majestad no sólo conviene ser de armas decorada, mas armada también de leyes, por que en los tiempos de paz y de guerra mejor se pueda regir.Y dice que la ley es un derecho escrito, consultada para los pueblos por senadores de gran consejo, a los príncipes aplacible, por lectos aprobada, consentida por prudentes y notificada por todos, a servicio de Dios, conservación de nuestras vidas y de las almas salvación. Mas han dado la vuelta en contra de la verdad, por que según las absolutas voluntades de los príncipes, con imposiciones de los grandes y rebelión de los pequeños, malicia de intérpretes, tiranías de injusticias, alteración de los pueblos y desconcierto de todos. Es el mundo lleno de pestíferas dolencias, de bandos, batallas, robos, latrocinio, homicidios, fuerzas, traiciones, engaños, mal querencia risueña y amistad simulada, lisonjas, mentiras, falacias, menguas, lacerías, faltas, miserias, miedos, temores, servicios, cargos, promesas, esperanza vana; locas fantasías, imaginación, presunción, motes, burlas, desaires, favoreos, correduras, honra, vituperios, ruegos, amenazas, sobornos, baldones, resabios, comeres, convites, fingir de linaje de armas de nobleza y de trajes y no tener qué comer, de afeites y andar a pedir. ¡ Ay desvergüenza sin remedio!...

... los padres sin amor, los hijos sin obediencia, los amigos sin verdad, los enemigos sin piedad, los pobres mueren de hambre y calamidad, y los ricos con usura y sin caridad ninguna. ¡Oh príncipes de la tierra! cuántos regidores de las iglesias son idiotas y viven por simonía, y los de los pueblos, ignorantes, pero no sin tiranía, y lo peor, cuántos templos son profanados y siervos de Dios perseguidos. Cuántas mujeres son medeas buscando negros potajes, cuántos hombres demetricos, buscando dioses ajenos, por cuyos principios entraron los espíritus malignos en las imágenes inventadas por afección de los grandes e invención de supersticiosos. Demencia horrible de heréticos malvados, de vicio, más que brutal, absurdo y contra natura. Vos, príncipes reales, favoreced las leyes santas, los vicios reprimiendo y aumentando las virtudes.

QUÉ TAL DEBE SER EL REY Y LO QUE TIENE QUE HACER.

El Rey es puesto en la tierra en lugar de Dios, para gobernar el pueblo, conservar la paz, administrar justicia y dar a cada uno lo suyo, y es cabeza en el reino así como la del hombre en el cuerpo, y según los miembros son al servicio de la cabeza, así todos los del reino deben ser al servicio  del Rey, con amor y temor, servicio y lealtad...

 

Sin comentarios.

Bueno, algo que añadir: ¿no os suena algo familiar el ambiente reflejado? Pues buscando el fondo, no sólo del artículo en cuestión, sino del del libro al completo, escrito como manual de instrucciones del rey venidero(¿el Mesías?), debo suponer que el tiempo llega a su fin, y las circunstancias que nos toca vivir y creo no equivocarme, son EL PRINCIPIO DEL PRINCIPIO...

¿Volver a la normalidad?¿A cual...?

El tiempo cercano nos lo dirá...

 

 

 

,