EL TESTAMENTO DE SAN JUAN

10.04.2015 19:14

Este libro no voy a transcribirlo, porque son muchas páginas y me aburre la escritura sin alicientes, y visto el ambiente, no merece la pena. El otro de Corpus de Inscripciones... está por concluir, y tengo pocas ganas.

Sencillamente quiero invitar a los estudiosos, científicos, físicos, astrónomos y demás personal interesado en descubrir (si tienen cojones) el funcionamiento del Universo desde el mismo origen, hasta ésta parcela, en el extrarradio de la Creación y llamada Urantia en el argot celestial. Sí, si tienen una mínima parte de la tan cacareada Sapiencia asociada al Homo Presunto Sapiens. (Jejeje). Sí, jejeje, porque ha habido hombres sabios en todas las épocas históricas y civilizaciones conocidas pero, salvo excepciones, han tomado el camino equivocado, hacia la ciencia negativa, y así nos va. Añoranzas de filósofos clásicos, orientales y, porqué no, chamanes de culturas perdidas para la historia, que han conservado las enseñanzas de los seres de luz desde el principio de los tiempos, y el porqué de su existencia.

Conocimientos que simplificarían el disparate de ciencias actuales, los indecentes gastos derivados de las correspondientes paranoinas científicas o de ignorantes megalómanos buscando pasar a la historia por gestas con las que otro personal se parte el culo de risa, y se resignan ante un fracaso de especie que ha resultado un auténtico cáncer en la piel de la Pacha Mama. Resignados ante lo evidente y la previsible solución final en manos de quien corresponda.

El bueno de Platón sabía lo suyo, y lo dejó bien claro: Lo mismo es arriba que aquí abajo. O sea, que en lugar de andar haciendo el gilipollas mirando para arriba, planteando las más absurdas teorías, según la resaca asociada al intelecto de turno, y que duran hasta la próxima borrachera de cualquier otro portento que además ha contado con la complicidad de algún estimulante y van como locos soltando burradas a destajo. A destajo...

Mucho me gustan los documentales de Tv. relacionados con la naturaleza y resto del Universo, pero últimamente me aburro de escuchar sandeces en serie en cada materia científica que tratan, porque son como niños, medio tontos y desorientados ante unos misterios que basta con mirar alrededor y hacia abajo, y están resueltos en gran parte. No hace falta más que un telescopio de mil euros para comprender lo que hay por ahí arriba, si no eres más tonto de lo que supones. Manda cojones la jartá de ignorantes pretenciosos, ilusos arrogantes desbocados a la ¿conquista del Universo?. Manda cojones... No saben lo que tienen bajo los pies y pretenden dominar el cosmos montados en ridículas bombas con una tecnología de pura risa para tal aventura de dibujos animados.

Por si no se enteran, de aquí no sale nadie más allá del barrio terrestre, y toda la mierda que han sembrado por ahí, dando vueltas sobre nuestras cabezas, volverá a casa, así que, a comprar cascos para toda la peña, porque la vuelta puede resultar más rápida que la subida.

Como niños, medio tontos... o completos.

Con ése telescopio y la ayuda de ésta obra, puedes comprender mucho más de lo que confunden nuestros portentos con todo su escandaloso despliegue de medios técnicos, para seguir soltando burradas...

Ahí están las claves del funcionamiento del Universo y, por consiguiente, la del movimiento continuo y eterno, de la energía inagotable y la ecuación suprema: la Trinidad. 1 + 1 = 3, por raro que resulte a los matemáticos. La solución al otro problema provocado por la Mafia Multinacional: el basurero o pocilga global apreciable por los cuatro puntos cardinales y la consiguiente esquilmación y envenenamiento de los cada vez más escasos recursos vitales. ¿Es o no un tema de siquiátrico? Es un manicomio en toda regla donde las normas parten de los enfermos más peligrosos. Muy peligrosos... Muy enfermos... Muy ignorantes.

Sencillamente es una joya, lo último escrito por parte de San Juan Evangelista, a los cien años de vida en trance místico e influida por alguien con un fin muy concreto: que sea leída por alguien muy concreto, el mismo destinatario del otro, Blasón General y Nobleza del Universo.

Murió nada más acabar la tarea encargada.

Una obra demonizada por la Iglesia Católica, porque pone patas arriba los dogmas impuestos al margen de las verdaderas enseñanzas del Maestro, y el sin sentido de los intermediarios de la fe y la mafia derivada de los intereses creados en torno a su figura por pura simonía material, tan criticada y condenada por tan ilustre personaje. 

Está disponible en la editorial que lo distribuye a un precio más que asequible. La traducción es cosa vuestra.

Lo dicho..

La editorial está en Barcelona.

Si me da el punto, aportaré algún capítulo de interés transcrito, porque dudo mucho de las capacidades o entendederas de los más listos de la clase, porque son dignos de pena...

El tiempo llega a su final y no se enteran. Un completo manicomio.

Pena...